APRENDER Alemán

¿Cómo aprender Alemán? Mi experiencia en España


Saludos a todos.

Hoy os quiero hablar de mi experiencia aprendiendo Alemán. En mi época de instituto me había apuntado a la Escuela de Idiomas a alemán. Lo estudié dos años según recuerdo, llegando a alcanzar el nivel A2. Después de no haberlo usado durante toda la carrera y por entre medias haber aprendido Checo (si, soy una friki de los idiomas) podemos decir que en 2013 empecé casi desde 0.

Una vez tomada la decisión del Alemán sólo quedaba encontrar un sitio dónde aprenderlo. Clases particulares de Inglés las encuentras por todos los lados, pero de alemán si no vives en una gran ciudad es más difícil.

En mi ciudad pequeña / pueblo grande no habia ninguna opción de clases particulares que no fuese la Escuela de Idiomas. Esta empieza siempre en septiembre, por lo que buscando como estábamos después del MIR (Enero-Febrero) no era una opción para empezar pronto como queríamos.

El señor ceporring vive en Pontevedra capital, por lo que teníamos la esperanza de encontrar algo por la zona. Teniendo en cuenta que Vigo es la ciudad grande de la provincia, podéis imaginar dónde se encontraban las mejores opciones. Os cuento nuestra Odisea por encontrar unas clases de Alemán.

Depués de visitar todas las academias que “publicitaban” Alemán como oferta formativa y encontrarnos como respuesta alguna combinación de: “no tenemos grupo formado, para dos personas no compensa económicamente”, “ni donando un rinón me puedo permitir pagar a tantos € la hora de clase de Alemán, esta gente está loca”, “no, aquí no damos Alemán desde hace X años, es que tenemos la página web un poco desactualizada” y un largo etcétera del que no me acuerdo, encontramos una academia!!!

Primer intento: academia b/b/b, buena/bonita/barata, la profesora no era nativa (mirad el párrafo de arriba, no nos vamos a poner especialitos). Éramos cuatro en clase, dos chicos que ya llevaban algo de tiempo, el señor ceporro empezando de A0+ (duolingo y algo que se fue viendo por su cuenta antes de empezar) y yo en A2- (el menos es… una mezcla de… yo no se alemán, y de repente se desbloquea un candado en mi cerebro adolescente y la profesora te mira raro porque eso que acabas de decir/hacer con el idioma alemán aún no lo ha explicado. La cosa va yendo bien hasta que un día nos llaman de la academia para decirnos que se anulan las clases de alemán porque a la profesora la han llamado de las listas de sustitución de la Xunta y que “adiós muy buenas”.

Segundo intento: academia alemana en el centro de Pontevedra dedicada sólo a clases de Alemán. ¿Cómo no la encontramos antes? no estaba anunciada en internet. ¿Cómo la encontramos ahora? pues, de tapas por Pontevedra intentando ahogar en alcohol nuestra tristeza de no tener clases de Alemán miramos hacia un primer piso y vemos el cartel. Vamos a preguntar y esta cerrada pero hay un teléfono de contacto. Nos coge el teléfono un chico con un acentazo que tira para atrás y nos dice que no hay problema. Academia con grupo solo para 2 personas (yo y el señor ceporro), convencemos al profe de que da igual que yo sepa un poco más, que así avanzamos los dos al mismo tiempo. Todo empieza bien, las clases están bien y todo va de maravilla hasta que… El profe nos recibe con cara seria. La academia pertenecía a una alemana que se ha vuelto a Alemania y que el había aceptado continuar de profe con sus grupos. Pero… parece ser que no va la cosa como debería de ir y no le es rentable y que va a dejar de dar clases. Si… en un periodo de menos de dos meses perdemos a dos profesores de alemán. El profe nos da los datos de otra chica que también quiere emigrar y que está más o menos a nuestro nivel, por si queremos contactar con ella para buscar todos otra posibilidad de academia. El profe es majo y nos dice que hay una alemana en Pontevedra que tiene una academia que es más orientada a niños pero que alomejor la podemos liar para que nos de clases.

Tercer intento, Academia CICA: pues allá nos fuimos el señor ceporring y yo a hablar con Koni (profe nativa alemana, criada en Hamburgo…. cosas del destino). Acabamos liando a la otra chica, porque si éramos tres pagábamos como grupo, si éramos dos como clase individual. La chica también quería aprender alemán para emigrar. Así que nos salió redondo. Teníamos 2 horas de gramática a la semana y una hora de conversación. Al cabo del tiempo (estuvimos casi un año), acabamos haciendo 1 hora de gramática y dos horas de conversación. En esta academia acabamos llegando a tener un nivel hablado de B2 con un nivel de gramática de B1-B2. El método de explicación y como íbamos sacando temas de conversación para ir reforzando la gramática me encantó. Muchas gracias por todo Koni!!

Hasta aquí aprendiendo alemán en España. Podréis enteraros de más en la siguiente entrada en la que hablemos de aprender alemán en Alemania.


Foto de portada: Photo by Pixabay on Pexels.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s